El mecanismo de defensa del Yo por el cual los conflictos intrapsíquicos se expresan simbólicamente mediante síntomas físicos.