Es una prueba de la función de los linfocitos T, que se utiliza principalmente como prueba de histocompatibilidad antes de un trasplante (CML; mixed lymphocyte culture [MLC] reaction).