Flora Iberica: Arbustos. Hojas caducas, simples, en general crenadas o dentadas, muy variables en forma y tamaño, aun dentro de cada especie; sin estípulas. Inflorescencias terminales o laterales, paniculiformes, corimbiformes o umbeliformes. Flores hermafroditas. Receptáculo campaniforme o acopado, con un reborde interno ± membranáceo, discontinuo e incurvado. Sépalos 5; sin calículo. Pétalos 5, de blancos a rosados. Estambres 15-40. Carpelos (3-)5(-8), situados en la zona axial del receptáculo, libres entre sí y no soldados al receptáculo, con varios rudimentos seminales; estilos terminales. Fruto en polifolículo; folículos membranáceos, no hinchados. Semillas muy pequeñas, numerosas o escasas, oblongas, no aladas, de testa coriácea.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.