Género de hierbas anuales o perennes, eglandulosas o con glándulas nectaríferas que forman una mancha en la cara abaxial de las estípulas, a veces con glándulas peltadas submicroscópicas en los órganos jóvenes; las perennes, con rizoma o cepa leñosa de la que nacen raíces fibrosas y turiones con entrenudos alargados y hojas escuamiformes, que pueden tener un comportamiento más o menos estolonífero, los cuales al alcanzar la superficie se transforman en los tallos aéreos. Tallos aéreos herbáceos, con frecuencia trepadores, procumbentes, más raramente ascendentes o erectos, con crecimiento simpódico, más o menos angulosos o tetrágonos, ápteros. Hojas alternas, estipuladas, pecioladas o subsentadas, paripinnadas, con el raquis terminado en mucrón linear o en zarcillo simple o ramificado, rara vez imparipinnadas y con el folíolo terminal poco desarrollado, de vernación conduplicada; estípulas herbáceas, libres, frecuentemente semihastadas, menores que los folíolos, a veces con un nectario abaxial más o menos teñido de púrpura o morado, con nerviación reticulada o palmeada; folíolos con el margen entero, aserrados o sinuoso-dentados, con nerviación pinnado-reticulada. Inflorescencias en racimo, en las axilas de las hojas, sin brácteas o con brácteas rudimentarias, paucifloras o multifloras, a veces en fascículos subsentados con 1-4 flores; flores cortamente pediceladas. Cáliz con 5-20 nervios, campanulado o subcilíndrico, actinomorfo o zigomorfo y con boca recta u oblicua, a veces con la base gibosa o asimétrica. Pétalos diferenciados en lámina y uña; estandarte oblongo, panduriforme, obovado, obcordiforme u obovado-espatulado, generalmente emarginado, a veces mucronado; alas más cortas o tan largas como el estandarte, auriculadas, generalmente con un repliegue o embolsamiento en la cara interna cerca de la aurícula, adherentes a la quilla; quilla recta o falcada, obtusa o apiculada, algo más corta que las alas, a veces ligeramente auriculada. Androceo diadelfo, a veces con el estambre vexilar adherido a los restantes; tubo estaminal con el ápice oblicuo; anteras redondeadas u oblongas. Estilo cilíndrico, comprimido o deprimido, acodado cerca de la base, con un anillo subapical de pelos, un mechón en la cara carinal (la que se opone a la quilla) o una combinación de ambos tipos de pelosidad, muy rara vez sólo con pelosidad en la cara vexilar (la que se opone al estandarte); estigma húmedo, terminal, elipsoidal o subcónico. Fruto subsentado o estipitado, subromboide, elíptico, fusiforme, oblongo-elíptico o linear-oblongo, comprimido, dehiscente, picudo, con 1-15 semillas. Semillas esferoidales, ovoides, elipsoidales, oblongas o subtetraédricas, rara vez reniformes, ± comprimidas, generalmente lisas, rara vez tuberculadas, con un engrosamiento lenticular más o menos marcado y situado cerca del hilo o en el polo opuesto; hilo de puntiforme a linear, 1/12-3/5 del contorno de la semilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.